Publicado el Sábado, 08 Septiembre 2012

Estas torres deben su nombre a que de ellas salía el camino que iba a la población de Quart de Poblet, pueblo que perteneció al monasterio tarraconense de Poblet.

Fueron llamadas también torres de la Cal, por ser el sitio donde los comerciantes de la cal pagaban las tasas para venderla en la ciudad.  


€1.00