Publicado el Viernes, 07 Julio 2017

Esta calle se llama así porque al final de ella, también bordeando la Plaza del Poeta Llorente Calle Pintor López, se encontraba el convento de los Trinitarios. Este convento desapareció en el último tercio del siglo XIX por la confiscación. En su lugar se construyó un bloque de casas.

Etiquetas: Bolardo, balcón, puerta, moto

€1.00