El jardín tiene también un laberinto, compuesto de setos recortados con estatuas. Además tiene más de 30 estatuas de mármol y varios estanques y surtidores.

El conjunto fue construido por iniciativa del marqués de San Juan (Juan Bautista Romero), que había comprado el terreno en 1849. El nombre lo toma de Joaquín Monforte Parrés, cuya esposa había heredado la propiedad en 1872 (era sobrina de Juan Bautista Romero, marqués de San Juan).

contentmap_plugin