En esta plaza se encuentran los jardines de Parcent. La plaza ocupa el espacio donde antes estaba el palacio de Parcent, del que vemos en la imagen la antigua portada, que sirve ahora de entrada a los jardines. 

El jardín cuenta con cuatro fuentes circulares, una en cada esquina, con esculturas femeninas.

 

A mitad del siglo XVII, Diego Martínez Ponce de Urrana construye la Capilla de la Comunión, que decorará con frescos José Vergara entre los años 1779-1784.

La parte de la cabecera de la iglesia da a la plaza del Mercado. Está parte se trató como una fachada más y se construyó de 1700 a 1713. Dispone de una terraza debajo de la cual se situaban las llamadas Covetes de Sant Joan (Covachas de San Juan), que son unos semisótanos donde se situaban pequeños comercios y que actualmente están tapiados.

El interior es de un desbordante barroco, con estatuas de Jacobo Bertessi y la bóveda, pintada por el artista Antonio Palomino para tenerla lista el día de San Juan de 1701.

Luis López, hijo de del pintor Vicente López, realizó una restauración de los frescos en 1861.

El retablo mayor es el de la desaparecida iglesia de la Asunción de Betolaza (Álava), que fue traído a la iglesia de los Santos Juanes en el año 1969.

La plaza del Mercado está situada en el antiguo arrabal de la Boatella. Jaime I otorgó privilegio en 1261 para que aquí se instalara un mercado permanente.

La plaza sirvió para organizar justas y espectáculos como los que realizó Alfonso el Magnánimo. También fue el lugar de los ajusticiamientos desde principios del siglo XV (aquí se situaba la horca). Además sirvió, de 1400 a 1859, para celebrar corridas de toros.

La foto nos muestra el lugar de la plaza del Mercado donde comienza la calle Palafox.

En 1840 se derribaron los conventos de las Magdalenas y la Merced. En el solar del convento de las Magdalenas se levantó el Mercado Nuevo, un edificio abierto construido en madera y hierro. En este mismo sitio se construiría después el Mercado Central.  

Esta calle se llama así porque aquí se produjo la rotura (trench viene del verbo trencar=romper) de las antiguas murallas musulmanas, para poder comunicar con el mercado, que se encontraba en el exterior.

Fue la primera calle en pavimentarse de toda Valencia, en el año 1766. Las calles eran normalmente de tierra, a excepción de la de los Escalones de la Lonja.

© 2020 | EverythingValencia. Diseño web: Xinxeta
Address
Los Olivos Lima - Peru
Phone
51 000-0000
Mail
info@localhost.xyz
Horary
Mon - Sat 9am to 8pm