En el jardín o Patio de los Naranjos hay una fuente estrellada, no es la original, sino una construcción neogótica reciente. El jardín se regaba con el agua de un pozo situado en la cercana calle de la Cénia. Con el agua de este pozo también se abastecía, mediante una cenia o noria construida en 1531, una fuente situada en la plaza del Mercado, enfrente de la Lonja. 

Por el jardín se sube al Consolat del Mar, que era donde se resolvían los problemas del comercio marítimo. Este ya es de estilo renacentista y tiene un artesonado que antiguamente estaba en la Casa de la Ciudad.   

contentmap_plugin