Esta iglesia fue derribada en la revolución de 1868 y reconstruida en 1886 aprovechando sus cimientos. La nueva iglesia mantenía la organización espacial, las funciones y el estilo del Gesú de Roma, como todas las de los jesuitas.

contentmap_plugin