En esta calle se encuentran tres edificios emblemáticos de la ciudad de Valencia: la Estación del Norte, la Plaza de Toros y el Instituto Luis Vives.

El Instituto Luis Vives data de 1562, aunque la mayor parte de lo que se conserva pertenece ya al siglo XVIII. Al principio se llamó Colegio San Pablo y era un centro docente de la Compañía de Jesús. En 1859 pasó a llamarse Instituto Luis Vives y en 1978 sufrió una desafortunada restauración. En él estudió el escritor valenciano Max Aub.

Esta calle peatonal llevaba antiguamente a la puerta de Ruzafa de la muralla medieval. En la calle estaba el Trianón Palace o Teatro Lírico, proyectado por Javier Goerlich e inaugurado en 1914. Fue derribado en 1950.

En el lado este de la calle se encontraban el hospital d'En Bou (S. XIV), el colegio San Fulgencio (S. XVI) y el convento de Santa Clara (S. XVII). En el lado oeste estaba el hospicio de Montserrat (S. XVI). Todos estos edificios desaparecieron tras las reformas urbanísticas llevadas a cabo entre los siglos XIX y XX.

En 1854 se traslada la Casa de la Ciudad, desde el jardín de la Generalitat, hasta su actual emplazamiento en la plaza del Ayuntamiento. El edificio que la acoge es la antigua Casa de Enseñanza (S. XVIII).

En 1906 se inician unas importantes reformas que no terminarían hasta fines de los años 30 del siglo XX, destacando de ella la nueva fachada con su torre del reloj de 50 m. de altura, de Carlos Carbonell y Francisco Mora. En el interior destacan la escalera de mármol, el salón de fiestas (llamado de cristal), el salón Pompeyano y la sala de la Chimenea (despacho del alcalde). 

En esta plaza estuvo situado el antiguo convento de San Francisco, que fue derribado en 1891. En su lugar se construyó el parque de San Francisco.

La plaza se configuró con los siguientes espacios: el parque de San Francisco, la Bajada de San Francisco y la plaza de Cajeros. El Marqués de Sotelo, alcalde de la ciudad (1927-1930), fue el gran impulsor de la actual plaza.

Una de las consecuencias de la construcción de esta plaza fue el traslado de la antigua estación de ferrocarril, que estaba donde hoy está el edificio de la Telefónica desde el año 1852, a su actual ubicación en la calle Xàtiva.

En 1936, al comienzo de la Guerra Civil, la plaza ya tenía el aspecto actual, como se puede ver en las fotos de esa época. Esto en cuanto a los edificios, porque la plataforma central construida por Javier Goerlich no desaparece hasta la reforma del año 1961. 

La plaza ha tenido numerosos nombres a lo largo de su corta historia: de San Francisco, de Espartero, de Isabel II, de La Libertad, de Emilio Castelar, del Caudillo, del País Valenciano y del Ayuntamiento.

La plaza y los edificios de su entorno están declarados Conjunto Histórico Artístico.

Esta calle está dedicada al impulsor de la antigua Casa de Enseñanza, colegio para niñas pobres, donde se trasladó el ayuntamiento en 1854 y que se puede ver a la derecha de la imagen. El nuevo ayuntamiento englobó también las antiguas iglesias de la Cofradía de la Sangre y de Santa Rosa.

Esta plaza está dedicada a Rodrigo Botet que, a pesar de ser ingeniero, tuvo por afición la paleontología. Fue el fundador del Museo Paleontológico de Valencia, situado por un tiempo en el edificio del Almudín. Actualmente el contenido de este antiguo museo está en el Museo de Ciencias Naturales de los Jardines del Real.

© 2020 | EverythingValencia. Diseño web: Xinxeta
Address
Los Olivos Lima - Peru
Phone
51 000-0000
Mail
info@localhost.xyz
Horary
Mon - Sat 9am to 8pm