Esta calle une la plaza de San Lorenzo con el cauce del río. Aquí se encontraba el convento de Santa Ana, del siglo XIV, que fue víctima de la desamortización, y de 1837 a 1878 se convirtió en cárcel de mujeres. Más tarde se derribó y se construyó en su solar el actual colegio, en 1891.

contentmap_plugin