La iglesia del Colegio del Patriarca, es la primera en Valencia que acaba con el tipo de iglesia medieval. Fue realizada por Guillem del Rey y tiene planta de cruz latina, capillas laterales y cúpula sobre el crucero. Los frescos están realizados por el pintor de Génova, Bartolomé Matarana. Su altar lo preside el cuadro de La Santa Cena, realizado por Ribalta, que presenta la originalidad de que los apóstoles están situados en círculo.

Esta iglesia no tiene nada que envidiar a algunas iglesias de Roma, a pesar de su austeridad exterior. 

contentmap_plugin