Este edificio fue diseñado por Luis Ferreres Soler, en 1895, como matadero municipal. Se construye debido a las medidas higiénicas, adoptadas en aquellos años, que prohibían actividades insalubres dentro de la ciudad (el sitio quedaba entonces en las afueras de la ciudad).

La fachada principal del antiguo matadero fue desfigurada hacia el año 1940, con el fin de permitir el acceso de camiones de más tonelaje.

En la actualidad el edificio se ha convertido en un complejo deportivo-cultural dependiente del Ayuntamiento.

contentmap_plugin