El palacio fue destruido por los defensores de Valencia, ante el ataque de las tropas francesas, a principios del siglo XIX. Se trataba de que no lo ocupara el mariscal Suchet y que desde allí atacara la ciudad de Valencia.

Las dos pequeñas montañas que hay al lado de la verja de la calle General Elío, están formadas por los escombros del antiguo Palacio Real.   

contentmap_plugin