Fue a partir de 1874 cuando se comenzó a configurar como jardín público, al renunciar la Corona a su propiedad. En el año 1887 pasan a depender de la Diputación y en el año 1903 son cedidos al Ayuntamiento, que lo utilizará al principio como vivero de plantas; por ello también recibe el nombre de jardines de los Viveros. Es en el año 1912 cuando adquiere el aspecto de parque municipal para pasatiempo de los ciudadanos. En 1916 el Ayuntamiento adquiere los terrenos y en 1919 hay un proyecto de ampliación.  

contentmap_plugin