En esta plaza se encuentran el palacio (antiguo monasterio) y la iglesia llamados del Temple.

Aunque los terrenos sobre los que se asientan pertenecían, ya desde principios del siglo XIV, a la Orden de Montesa, siguió conservando el nombre del Temple. Efectivamente, en 1317 la Orden de Montesa heredó el monasterio y la iglesia, al ser disuelta la Orden del Temple.

contentmap_plugin