Fueron construidas, a mediados del siglo XV, en estilo gótico. El encargo de la construcción de murallas, torres y puertas de la ciudad, así como su mantenimiento y reparación, corría a cargo de la Fábrica Vella de Murs i Valls (Fábrica Vieja de Muros y Fosos). Su origen fue un privilegio del rey Pedro IV el Ceremonioso a mediados del siglo XIV.

En una reforma se colocan los restos del palacio del Embajador Vich, que estaban depositados en el Museo del Carmen y en el propio Museo de Bellas Artes, recomponiendo su patio renacentista (en la foto).

Jerónimo Vich había sido embajador de Fernando el Católico y de Carlos I ante la Santa Sede. Llegó a Roma en 1507, esto le puso en contacto con el nuevo estilo renacentista.

Este palacio había sido derribado en 1859, pero la Academia de Bellas Artes de San Carlos quedó al cuidado de los elementos que se habían salvado, con ellos se pudo reconstruir el patio a principios del año 2007.   

San Vicente Ferrer nació en esta casa en 1350, que en 1498 fue comprada por el convento de Santo Domingo de Valencia y dos años más tarde vendida al gremio de los sombrereros, ya que San Vicente era su patrón. En 1573 el gremio vendió la casa al gobierno municipal, que compró además algunas casas adyacentes.

En 1676 se restauró la capilla, que era realmente la casa de San Vicente y en el siglo XVIII se decora la fachada de la casa con azulejos de Manises.

De la antigua Casa Natalicia de San Vicente no queda hoy prácticamente nada. La casa amenazaba ruina y fue derruida, siendo construida otra en el mismo lugar a mediados del siglo XX.

Esta entrada de la catedral de Valencia fue iniciada por el artista alemán Konrad Rudolf a principios del siglo XVIII. En ella participaron los escultores Francisco e Ignacio Vergara.

Es estrecha porque daba al final de una calle, la de Zaragoza; llamada así porque sus terrenos fueron dados a los aragoneses que participaron en la conquista de Valencia. Al derruir las manzanas para formar la plaza de la Reina, la portada perdió todo su efecto escenográfico, tan característico del barroco.

Estas atarazanas se terminaron de construir en 1391. Cada nave tiene una longitud de 50 m. y una anchura de 13,20 m. Estas naves medievales para la construcción de barcos quedan, hoy en día, un poco alejadas del mar; y con altos edificios entre ellas y el puerto.

En 1840 se privatizaron, se tapiaron y se destruyeron algunos arcos. En 1980 pasaron otra vez a ser propiedad municipal, restaurándose durante los años 1986-1993 e iniciando una nueva fase como sala de exposiciones.

© 2020 | EverythingValencia. Diseño web: Xinxeta
Address
Los Olivos Lima - Peru
Phone
51 000-0000
Mail
info@localhost.xyz
Horary
Mon - Sat 9am to 8pm